Hábito

Desde el principio hasta 1941 los congregantes desfilaban con traje de paisano portando en sus pechos las medallas y cintas  o cordones blanquiazules, distintivos característicos de las Congregaciones Marianas.  A finales de 1940 o principios de 1941 gracias a la constante ayuda del Padre Arregui S.J. se consiguió la adquisición de la tela blanca y celeste para la confección de los primeros cincuenta y tres hábitos.

 

Medalla de las Antiguas Congregaciones Marianas

Iniciaron su presentación pública el Miércoles Santo, 9 de Abril, haciendo estación en la VI estación del Vía-Crucis , alumbrando el paso hoy conocido como “Camino del Calvario”, en esa época conocido como “el Cirineo y la Verónica”, frente al Ayuntamiento, paso que hasta entonces habían acompañado los congregantes Luises.

La idea de vestir hábito no era nueva en el seno de la Hermandad, pero por diversas vicisitudes no puedo verse realizada esta idea hasta el citado año. Anteriormente se realizaron diversos bocetos, en cada uno de ellos se combinaban los colores blanco y azul purísima de todas las maneras posibles para cubrir las tres prendas básicas: túnica, capa y capirote.

Reunida la Junta Directiva se decidió el diseño que sigue siendo vigente en la actualidad, siendo, como se ha mencionado, los colores  blanco y azul purísima los elegidos, colores muy marianos por la vinculación de la Hermandad a las Congregaciones Marianas.

 

El Hábito consta de:

-Túnica blanca con botonadura forrada en azul celeste, y puños azul celeste con puntilla blanca.

-Capa blanca con el escudo de la Hermandad en el lado izquierdo.

-Capirote de raso azul celeste.

-Muceta o esclavina de raso azul celeste, para los actos en los que se viste el hábito sin capirote.

-Cíngulo azul celeste.

-Calcetines y guantes blancos.

-Zapato negro, tipo caballero, sin tacón alto, y con hebillas plateadas.

Área Cofrades